ADRA responde a la devastación del Huracán Irma en el Caribe

Descripción

La destrucción generalizada que causó el Huracán Irma ha impactado profundamente en millones de personas. Los esfuerzos asistenciales de la Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales (ADRA) en varias islas afectadas del Caribe y las zonas aledañas incluye la distribución de alimento, agua, artículos de higiene personal, mosquiteros y otros recursos esenciales. La respuesta de ADRA sigue creciendo aun en medio de la preparación para el Huracán María.

ADRA, una de las primeras organizaciones humanitarias en llegar a regiones remotas en las islas muy afectadas por la tormenta tropical, ha activado equipos asistenciales como parte de la continua asistencia en situaciones de catástrofe. Las islas más afectadas y que están recibiendo la ayuda asistencial de ADRA incluyen Anguila, Barbuda, Haití, Puerto Rico, República Dominicana, San Martín, Tórtola y Turcos y Caicos.

“ADRA ha recibido informes de comunidades afectadas por la inundación, la falta de electricidad y aun informes de familias que solicitan alimentos y agua potable”, dijo Thierry Van Bignoot, director de administración de emergencias de ADRA Internacional. “Se puede acceder a los aeropuertos, pero el transporte a algunas islas sigue limitado tan solo a embarcaciones. A pesar de ello, hemos enviado a esos lugares a nuestros encargados de responder a emergencias, y estamos trabajando de cerca con socios globales para brindarles alimentos, agua, artículos de higiene personal, colchonetas y mosquiteros, entre otras cosas, para los individuos y familias, y en forma tan rápida como sea posible”.

También se están llevando a cabo preparativos para el Huracán José, que provocó la evacuación obligatoria de la isla de Barbuda. La impredecible tormenta también está amenazando con causar más destrucción a la devastación del noventa por ciento que ya sufrió la infraestructura de la isla después del paso del Huracán Irma. “La gente de Barbuda ha sido reubicada en la isla de Antigua”, dijo Van Bignott. “La Iglesia Adventista local en Antigua se ha involucrado para asistir a las familias que necesitaban refugio, y ADRA está monitorizando la situación para el envío de alimentos y agua, lo que incluye brindar ayuda adicional”.

La situación es urgente en las islas, pero la asistencia en emergencias y las actividades asistenciales que brinda ADRA está en pleno proceso en las demás regiones afectadas.

En San Martín, Anguila y Tórtola: Se necesita con urgencia alimentos y agua en las islas de San Martín y Anguila en el Caribe, como así también en la isla de Tórtola, en las Islas Vírgenes Británicas. ADRA está procurando actualmente recursos críticos para distribuir para fines de esta semana en esos lugares.

En Haití: Haití se salvó de la fuerza más plena de la tormenta, pero algunas regiones del norte del país se vieron afectadas, dejando a diez mil personas en refugios de emergencia, y muchas áreas inundadas por las aguas. Hay gran preocupación por el cólera y otras enfermedades que se transmiten en el agua. Por ello, ADRA Haití se ocupará de distribuir artículos de higiene personal y para la potabilización del agua, así como alimentos y otros artículos.

República Dominicana: ADRA está distribuyendo cupones para alimentos a 1800 personas de entre las más afectadas por el Huracán Irma en la República Dominicana. Estos cupones son tarjetas de plástico con una determinada cantidad de dinero, que pueden ser usadas en tiendas y mercados locales. Los mercados se ven muy afectados en catástrofes como estas, de manera que esos cupones alimentan a las familias y al mismo tiempo representan una inversión que ayuda a la reconstrucción de la economía local.

Puerto Rico: Los daños en Puerto Rico después del Huracán Irma no están centralizados, y muchas zonas aún están aisladas de todo transporte. ADRA ya ha recolectado y distribuido alimentos a cientos de familias, y actualmente está planificando una evaluación adicional de las necesidades en las áreas devastadas tan pronto como sea seguro llevarla a cabo.

Turcos y Caicos: Las islas de Turcos y Caicos sufrieron grandes daños, y el acceso a las islas más afectadas—Caicos Sur, Gran Turcos y Providenciales—sigue siendo limitado. ADRA está preparando recursos básicos, que incluyen carpas de refugio, para transportarlas hasta allí tan pronto como sea posible. “ADRA sigue haciendo provisión para la dura situación que sigue presente en el Caribe. También está aceptando el apoyo adicional para situaciones de catástrofe gracias a las donaciones fundamentales que se hagan al fondo de emergencias de ADRA”, dijo Van Bignoot.

Acerca de ADRA: La Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales Internacional es el brazo humanitario de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Su labor empodera a las comunidades y transforma vidas alrededor del mundo, brindándoles un desarrollo comunitario sustentable y asistencia en situaciones de catástrofe.