ADRA y UNICEF llevan agua limpia al corredor seco